Tour de Tres Días – Salar de Uyuni – Parte II

Ella se fue y nuestra casa perdió vida, perdió luz y ganó silencio.

Anuncios

Retornando de la Locura

En fín, no espero haber inspirado a nadie, puesto que mi reflexión es bastante básica, pero sí pretendo que al menos haya una chispa en alguno de nuestros lectores que encienda una mecha y propague un incendio, uno de esos incendios hermosos que ilumina la vida.

Hacia Uyuni, la Tierra de los Trenes y el Salar.

La estación de trenes en Oruro daba la sensación de pertenecer a otra época al igual que los trenes. Como en todas las estaciones de Bolivia reinaba el caos y nosotros aún no contábamos con un lugar en donde hospedarnos al llegar a destino.
Partimos y a unos pocos kilómetros nos vimos sorprendidos por el paisaje, en plena llanura, ¡el tren atravesaba el agua!

Cuando el Caos Invade tu Vida

Hola querido lector de Freakroko!

¿Cómo has pasado tu semana?

Pues Romina y yo hemos tenido nuestros problemas ésta semana, problemas que después de resolver, quizás contemos.

De momento queremos disculparnos porque ésta semana no escribiremos un post como siempre, sino que simplemente dejaremos ésta pequeña nota de reflexión para cada uno de quienes nos leen.

Realmente lo pasamos mal, por ello hemos decidido no escribir ésta semana.

Esperamos no lo tomen a mal, y comprendan que hay cuestiones en la vida en las que uno debe apartar ciertas cuestiones que sí pueden esperar y dedicarse de lleno a los problemas cuya solución requiere mayor esfuerzo propio.

Simplemente eso queremos decirles, y agradacerles por la comprensión.

La semana próxima escribiremos el post como todas las semanas.

Mientras, puedes aprovechar a leer lo que no hayas leído de nuestro blog, escribirnos (siempre nos levanta el ánimo saber de tí).

Te mandamos un gran abrazo!

 

Saludos

Roko y Romina

Bolivia y Sus Contrastes.

Nuestra mayor parte del viaje la pasamos en este país con vivencias tan fuertes como el ruido constante, el tránsito desorganizado, los riscos pronunciados, el olor mixto de la falta de higiene y la fritura, el aire puro; agua cristalina del Titicaca, el ardor de la sal en la piel, el golpe del sol en el árido desierto ante una imagen impactante de sentirte minúscula. Arrebatos de cuestionamientos, ¿todo esto existe? ¿realmente estoy acá? Ideas locas tales como pensar que viviste todo una vida así, ignorando su existencia, y te preguntas que más tendrá el mundo para presentarte. No me quiero perder de nada!!!